Si cada día es un regalo, los que estas personas tenían eran cajas muy bien envueltas llenas de regalos. Si has llegado más cerca de morir que estas personas, eres un pésimo mentiroso o algún tipo de fantasma.

Sólo una fracción de segundo (y un montón  de suerte) salvaron a estas personas de las muertes absolutamente horribles. Da gracias a dios porque no te hayan pasado estas cosas a ti.

 

By Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.