Después de perder ambos brazos en un accidente, una niña de 18 años de la India recibió extremidades de un donante masculino. Para sorpresa de todos, las manos de los donantes, que alguna vez fueron grandes y peludas, cambiaron el tono de la piel y se volvieron delgadas y más femeninas a lo largo de los años para integrarse mejor con su cuerpo.

By Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.