Esta recopilación de travesuras de seguro te hará reír… Entiende a los mas chicos, tú has sido chico también!

Que ilusión traen los niños al mundo, vienen con un pan bajo el brazo y consiguen que las abuelas y tias se vuelvan locas por ellos. Los niños, esos dulces angelitos que andan por la casa sonriendo y haciendo monadas… ¿pero esto es siempre así?¡Mentira!

Seamos sinceros, la mayoría de los niños son unos trastos, si muy monos, pero unos trastos. Son princesitas crueles capaces de todo por su juguete y guapísimos niños rubítos con pasión por romper cosas.

Admitamos que cuidar de un niño puede ser imprevisible, pero varios juntos pueden ser la pesadilla de cualquier padre. Si aun no habéis tenido la suerte de cuidar a vuestros sobrinos aquí tenéis una recopilación de fotos para que os vayáis preparando.

Pero no es un caso particular de las nuevas generaciones, todos hemos de admitir que el que mas o el que menos, ha hecho alguna travesura. Y si no echad la vista atrás e intentad recordar aquel momentos en el que fastidiate el plato que cocinaba tu madre, manchaste la alfombra de refresco, sumergiste el reloj de tu padre en agua o hiciste pasar vergüenza a tus padres al contarle a las visitas algún comentario que tus padres habían hecho de ellos.

¡Hazme caso, juega conmigo!

Mamá, deja de grabar a la hermanas, yo molo más.

Tengo un regalito para ti, toma!

“Querida Valerie, sal de mi vida.”

A las niñas no les gusta que invadas su espacio…

…A los niños tampoco.

“Tu me tiras la pelota y yo… te remato.”

Siempre golpean dos veces.

Tienen el don de la oportunidad.

Aprovechan cualquier descuido para dar rienda a su creatividad…

…o para sembrar el caos.

Son pequeños gourmets buscando sabores nuevos…

…y bebidas originales.

Son extremadamente sinceros


“Esta es mi madre. Esto es lo que hace todo el día: VER LA TV”

Incluso sobre ellos mismos.


“Frankie: Yo gano dinero en casa haciendo ___ YO NO, YO SOY UN APROVECHADO”

Cuidado con relajarte y bajar la guardia.

No les invites a helado o te tocara limpiar.

A veces tienen malas pulgas.

Aunque tienen deseos como todo el mundo.


“Desearía que mi hermana se convirtiese en caca”

Saben hacer cumplidos.


“Querida Ms. Macmahon, Eres una buena profesora pero no mi preferida”.

Pero pueden darte mala fama.


“A mi madre le gusta beber vino”.

Son algo envidiosillos…

…bueno envidiosos…

…está bien, son muy envidiosos.

Siempre quieren soplar las velas de la tarta.

O salir en la foto.

Pero a veces quieren pasar el día contigo.

“Papá recuerda hoy es el día de padre e hijo, no el día del papa que duerme en su cama. ¿Entendiste?”

Y dejarte bonitos mensajes en tu coche.


Te quiero papá, te quiero mamá.

Paciencia, lo bueno es que los niños crecen.


“De mayor quiero ser un perro.

Y tú, ¿recuerdas alguna travesura que hicieras de pequeño?

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.