Henry Grimes, uno de los bajistas de jazz más versátiles, desapareció en la década de 1960 y luego se presumió muerto. Sin embargo, un trabajador social amante del jazz lo encontró en 2002 trabajando como conserje en un hotel. Grimes encontró su camino de regreso al centro de atención cuando un compañero músico le envió un bajo como regalo. En 2016, recibió un premio a su trayectoria.

By Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.