¿Las emisiones de azufre de Wuhan, China, apuntan a la cremación masiva de víctimas de coronavirus?


El 8 de febrero de 2019, un bien compartido Hilo de Twitter afirmó que los “datos” mostraron un aumento masivo en las emisiones de azufre en Wuhan, China. El hilo sugirió además que una explicación probable para esta supuesta observación fue la cremación de cuerpos asociados con el brote del nuevo coronavirus cuyo origen se encuentra en esa región:

El sol y El expreso, entre otros medios, repitió acríticamente esta afirmación, a pesar de sus dudosos orígenes. Ambos medios luego eliminaron sus historias sin una nota de corrección en el momento de nuestro informe. El Sol, por ejemplo, describió la imagen de arriba como que muestra la “extensión de la quema de cadáveres en Wuhan”. Esa premisa es fatalmente defectuosa por al menos dos razones.

Primero y más significativamente: los datos presentados no son una observación en tiempo real de las concentraciones de azufre por encima de Wuhan. En cambio, la imagen es un modelo de computadora diseñado para predecir, basándose en un conocimiento histórico del área y sus condiciones atmosféricas actuales, qué concentración de azufre está presente en el aire en un momento y lugar determinados. Segundo, el azufre no es una emisión significativa de la cremación humana. Sin embargo, es una emisión significativa de la quema de carbón en plantas de energía o para otros usos industriales como la producción de hierro y acero. El área directamente debajo del punto de acceso En el hilo de Twitter se muestra, de hecho, la Wuhan Iron & Steel Company.

Problema uno: no es una observación real de las concentraciones de dióxido de azufre

La fuente de los datos resaltados en el hilo de Twitter es una compañía llamada Windy.com, que combina varios modelos e insumos meteorológicos para crear mapas globales de condiciones climáticas dirigidas principalmente a personas que practican deportes al aire libre. Windy, a su vez, obtiene sus datos de azufre de un modelo climático de la NASA llamado GEOS-5. Arlindo da Silva, meteorólogo investigador de la Oficina de Modelación y Asimilación Global de la NASA, dijo a la organización británica de verificación de hechos Hecho completo que los modelos de dióxido de azufre GEOS-5 no “asimilan datos satelitales reales” en sus pronósticos.

En cambio, dijo, “Nuestros pronósticos se basan en inventarios de emisiones fijas”, que “no tienen en cuenta las variaciones diarias en las emisiones de SO2 y, como tales, no pueden tener en cuenta los cambios repentinos en la actividad humana”. Las fluctuaciones de azufre presentes en el modelo GEOS-5 provienen de “variaciones en las condiciones meteorológicas, en particular los vientos”. Los altos niveles de la industria. en la región – Wuhan Iron & Steel Company – son probablemente la causa de mayores “inventarios de emisiones” prescritos por el modelo para la región de Wuhan.

Problema dos: las emisiones de azufre no son un factor significativo en la cremación

El hilo viral de twitter afirma ese “dióxido de azufre [is] comúnmente asociado con la quema de materias orgánicas “. Esta es una declaración técnicamente correcta que es extremadamente engañosa en este contexto. El dióxido de azufre es comúnmente asociado con la quema de carbón. El carbón, formado a partir de los compuestos de carbono del material vegetal muerto enterrado y calentado naturalmente en la tierra durante millones a cientos de millones de años, es de hecho un ejemplo de “materia orgánica” que, cuando se quema, puede liberar dióxido de azufre.

Los humanos, aunque también son un ejemplo de materia orgánica, contienen una cantidad insignificante de azufre. Carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, calcio y fósforo. mas que El 99% de todos los productos químicos en el cuerpo humano, dejando menos del 1 por ciento para cualquier otra cosa, incluido el azufre. El azufre presente en el carbón proviene predominantemente de procesos geológicos que ocurren durante millones de años. Como tal, un cuerpo recientemente fallecido, cuando se quema, no va a generar una gran cantidad de compuestos de azufre, incluso si hubiera mediciones satelitales en vivo para documentar la liberación de productos químicos (que no existen).

La cremación y el coronavirus

Nada de esto quiere decir que no haya habido un aumento en la cremación en áreas de China afectadas por la propagación del coronavirus. El 2 de febrero de 2020, el gobierno chino anunció que era prohibición todos los funerales para víctimas de la infección viral, estipulando además que se requeriría cremación para sus cuerpos.

Sin embargo, la sugerencia de que los datos satelitales proporcionan una señal medible de aumentos en la cremación se basa en dos malentendidos fundamentales sobre el modelo atmosférico en cuestión y la química utilizada para interpretarlo. Como tal, calificamos este reclamo como “Falso”.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.