Cada persona en el mundo sabe lo que se siente al perder la oportunidad por una diferencia insignificante.Tal vez llegaste un minuto tarde al metro, y tuviste que esperar media hora hasta el próximo. O tal vez no pudiste ver una peli porque los que estaban delante compraron la ultima entrada. Pero hay veces que la suerte juega a nuestro favor.

Y no solo eso, sino que a veces la suerte incluso salva vidas como verán en las imágenes.

 

By Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.