Luego de practicar un aborto salino con 7 meses de gestación, escuchamos a Gianna… Una mujer que debería estar muerta y milagrosamente sobrevivió

Entre las emocionantes confesiones de Gianna nos dice “Yo no sobreviví para que la gente se sienta cómoda. Sobreviví para agitar las cosas un poco. Debo ser ciega, debo estar quemada, debo estar muerta y no lo estoy. El abortista tuvo que firmar mi acta de nacimiento así que se quién es.”

No te pierdas este testimonio que te dejará pensando en el mágico poder de la vida.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.