¿Un asteroide golpeará la Tierra en abril de 2020?


El 29 de abril de 2020, se espera que un gran asteroide vuele por tierra a una distancia de aproximadamente 4 millones de millas. Eso puede ser de interés para los observadores de estrellas, pero la oración anterior no es muy alarmante ni llama la atención. Sin embargo, muchos medios de comunicación escribieron titulares sobre este asteroide entrante como si representara una amenaza inmediata y catastrófica para el planeta.

Un artículo en el Daily Express, por ejemplo, fue encabezado: “Advertencia de asteroides: la NASA sigue un enfoque de asteroides 4KM – Podría terminar con la civilización si golpea”. El sitio utilizó un mensaje similar al promocionar este artículo en Twitter:

Si bien estos titulares pueden generar clics, también pueden llevar a los lectores a creer falsamente que este asteroide representa una amenaza inmediata para la vida en la Tierra. Ese no es el caso.

Si bien el asteroide 52768 (OR2 de 1998) se acercará a la Tierra en abril de 2020, no se espera que el asteroide se acerque a 3.9 millones de millas del planeta.

La NASA monitorea constantemente los cielos en busca de asteroides y meteoritos que representen una amenaza potencial para la Tierra. Cuando se descubren estos objetos cercanos a la Tierra (NEO), la NASA los monitorea para saber cuándo se acercarán a la Tierra, qué tan rápido viajarán, qué tan grandes son y qué tan cerca se acercarán. Todos estos datos están disponibles públicamente en el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) sitio web.

El asteroide 52768 (1998 OR2) fue el primero descubierto (como su nombre lo indica) en 1998, por lo que este asteroide no hace una aparición repentina y aterradora sobre la Tierra. La NASA lo ha estado monitoreando durante más de dos décadas y ha aprendido bastante. Por ejemplo, el asteroide es relativamente grande con un diámetro entre 1.1 y 2.5 millas, y viajará a menos de 20,000 mph cuando se acerque más a la Tierra.

Mientras que un asteroide de este tamaño haría causar un daño catastrófico si golpea la Tierra, prácticamente no hay posibilidad de que eso ocurra en abril de 2020. Según la NASA, este asteroide no llegará a 3.9 millones de millas de la Tierra. En otras palabras, se acercará a menos de 16 veces la distancia entre nosotros y la luna.

Asteroid Watch, el oficial Cuenta de Twitter del CNEOS, intentó calmar los temores sobre este asteroide, escribiendo que “pasará con seguridad” a la Tierra y que la NASA no emitió una “advertencia” sobre una posible colisión catastrófica.

El asteroide 52768 (1998 OR2) no figura actualmente en la lista de la NASA de posibles eventos futuros de impacto en la Tierra.

CNEOS escribe (énfasis nuestro):

Diariamente, unas cien toneladas de material interplanetario se desplazan hacia la superficie de la Tierra. La mayoría de las partículas interplanetarias más pequeñas que alcanzan la superficie de la Tierra son pequeñas partículas de polvo que los cometas liberan a medida que sus hielos se vaporizan en el vecindario solar. La gran mayoría del material interplanetario más grande que llega a la superficie de la Tierra se origina como fragmentos de colisión de asteroides que se han topado unos con otros hace unos eones.

Con un intervalo promedio de aproximadamente 10,000 años, se esperaría que los asteroides rocosos o de hierro mayores de aproximadamente 100 metros alcancen la superficie de la Tierra y causen desastres locales o produzcan maremotos que puedan inundar las zonas costeras bajas. En un promedio de cada varios cientos de miles de años, los asteroides de más de un kilómetro podrían causar desastres globales. En este caso, los escombros de impacto se extenderían por toda la atmósfera de la Tierra para que la vida de las plantas sufriera lluvia ácida, bloqueo parcial de la luz solar y las tormentas de fuego resultantes de los escombros de impacto calientes que caen sobre la superficie de la Tierra. Dado que sus trayectorias orbitales a menudo cruzan la de la Tierra, en el pasado se han producido colisiones con objetos cercanos a la Tierra y debemos permanecer alertas ante la posibilidad de futuros acercamientos cercanos a la Tierra. Parece prudente realizar esfuerzos para descubrir y estudiar estos objetos, para caracterizar sus tamaños, composiciones y estructuras y para vigilar sus futuras trayectorias.

[…]

Nadie debería estar demasiado preocupado por el impacto de un asteroide o cometa en la Tierra. La amenaza para una persona por accidentes automovilísticos, enfermedades, otros desastres naturales y una variedad de otros problemas es mucho mayor que la amenaza de los NEO. Sin embargo, durante largos períodos de tiempo, las posibilidades de que la Tierra se vea afectada no son insignificantes, por lo que se justifica alguna forma de seguro NEO. Por el momento, nuestro mejor seguro recae en los científicos de NEO y sus esfuerzos para encontrar primero estos objetos y luego rastrear sus movimientos hacia el futuro. Primero tenemos que encontrarlos, luego vigilarlos.

La NASA actualmente rastrea alrededor de 20,000 NEO. Si bien estos objetos pasan rutinariamente por la Tierra sin incidentes, de vez en cuando un medio de comunicación escribirá una historia extravagante sobre cómo se plantea uno de estos objetos para eliminar la vida en la tierra. Si bien hemos visto varios de estos rumores sobre el miedo a lo largo de los años, estos asteroides del “día del juicio final” nunca parecen llegar.



Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.