Abogado de Flores: Inconcebible que Goodell arbitre la demanda

NUEVA YORK (AP) — Un abogado de un entrenador afroamericano de la NFL que demandó a la liga alegando prácticas de contratación racistas le dijo a un juez el lunes que el arbitraje es la forma incorrecta de resolver la demanda en parte porque el comisionado de la NFL, Roger Goodell, sería el árbitro y eso sería “excesivo.”

El abogado Douglas Wigdor dijo que la liga estaba tratando de forzar “a puertas cerradas” las afirmaciones de Brian Flores y otros dos entrenadores negros. Ninguno de los entrenadores estuvo presente en la audiencia del tribunal federal de Manhattan.

Fue la primera audiencia de una demanda que presentó Flores en febrero, cuando afirmó que la liga estaba “llena de racismo”, incluso cuando la NFL lo condena públicamente.

Flores fue despedido en enero como entrenador en jefe de los Miami Dolphins luego de llevar al equipo a un récord de 24-25 durante tres años, con dos temporadas ganadoras consecutivas, incluida la más reciente, cuando un récord de 9-8 los dejó fuera de los playoffs. Ha sido contratado desde entonces como entrenador asistente de los Pittsburgh Steelers.

A su demanda se sumaron el mes pasado otros dos entrenadores, Steve Wilks y Ray Horton.

Hay seis entrenadores en jefe de minorías actualmente en la NFL, una liga donde la mayoría de los jugadores son negros.

La exfiscal general de los Estados Unidos, Loretta Lynch, en representación de la NFL, le dijo a la jueza Valerie E. Caproni que la liga cree que todos los reclamos en la demanda deben pasar a arbitraje de acuerdo con los términos de los acuerdos laborales.

Wigdor dijo que la liga demostró “este sesgo inconcebible del árbitro” cuando la NFL dijo que los reclamos en la demanda no tenían fundamento después de que se presentó por primera vez. Dijo que no sería justo que Goodell arbitrara los reclamos después de que ganó $120 millones en los últimos dos años de los equipos de la liga.

Lynch dijo que invitó a los tres entrenadores y sus abogados a reunirse con los funcionarios de la liga para discutir los “problemas importantes” relacionados con la inclusión racial que la NFL busca abordar.

“Hoy, se negaron a reunirse con nosotros”, dijo.

Wigdor dijo que rechazó la invitación de la liga para discutir temas raciales porque no habría juez magistrado ni juez presente.

Por ahora, el juez ha retrasado la demanda, estableciendo un cronograma que se extiende hasta agosto para la presentación de argumentos escritos sobre si se requiere arbitraje.

Es probable que ese cronograma se retrase aún más una vez que Wigdor informe formalmente al juez que quiere solicitar permiso para recopilar evidencia sobre las prácticas de arbitraje de la liga antes de que se resuelva el problema.

Published by

Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.