Abogado destacado, donante de Trump que representa a Biden Acusador


WASHINGTON (AP) – Tara Reade, una ex miembro del personal del Senado que alegó que Joe Biden la agredió sexualmente hace 27 años, está siendo representada por un destacado abogado y donante político en la campaña republicana de 2016 del presidente Donald Trump.

El abogado Douglas Wigdor le dijo a The Associated Press que actualmente no le pagaban por su trabajo con Reade. Su firma también negó que hubiera una motivación política para su decisión de representar a Reade en sus acusaciones contra el presunto opositor demócrata de Trump en las elecciones de noviembre.

“Hemos decidido abordar este asunto porque cada sobreviviente tiene derecho a un abogado competente”, dijo la firma en un comunicado.

Reade ha dicho durante semanas que estaba luchando por encontrar un abogado dispuesto a representarla. Acusó a Biden de agredirla sexualmente en 1993, cuando trabajaba en el personal de su Senado. Él ha negado su acusación.

El jueves, Reade dijo que quería que Biden fuera “responsable” y le pidió que abandonara la carrera presidencial. Sus comentarios llegaron en su primera entrevista ante la cámara, realizada por la ex periodista de Fox News y NBC News, Megyn Kelly.

Presionado por una estación de televisión de Florida sobre el comentario de Reade, Biden reiteró su negación de la acusación.

“La verdad es lo que importa”, dijo a Bay News 9. “En este caso, la verdad es que estas afirmaciones son totalmente falsas”.

Wigdor es conocido por su trabajo en casos prominentes relacionados con el acoso sexual y la agresión. Representó a seis mujeres que acusaron a Harvey Weinstein, el deshonrado productor de Hollywood, de conducta sexual inapropiada. También ha representado a varios empleados de Fox News en casos de discriminación de género y racial en la red.

Wigdor ha apoyado a Trump y aportó alrededor de $ 55,000 en contribuciones de campaña en 2016, según los registros de la Comisión Federal Electoral. También ha apoyado a algunos políticos demócratas, incluido el representante de Nueva York, Hakeem Jeffries, y no ha donado ni a la campaña 2020 de Trump ni a Biden.

Wigdor dijo que planea ayudar a Reade en sus tratos con los medios y en cualquier investigación independiente sobre sus acusaciones que puedan ocurrir. Dijo que los dos no han discutido presentar una demanda basada en sus reclamos, pero no lo descartó.

Wigdor sugirió que las luchas anteriores de Reade para encontrar un abogado que la representara fueron el resultado de la “política”.

“Pienso muy bien en muchas de estas personas”, dijo. “Estos son mis amigos y colegas, personas a quienes respeto, pero tienden a ser demócratas o liberales, y no estaban interesados, por eso, en representar a Tara Reade”.

Durante el fin de semana, otro abogado, William Moran, le dijo a AP que estaba trabajando con Reade.

Moran, que trabaja en un bufete de abogados en Columbia, Maryland, previamente escribió y editó para Sputnik, una agencia de noticias fundada y respaldada por la compañía de medios estatal rusa Rossiya Segodnya. Un informe de enero de 2017 publicado por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional sobre la interferencia de Rusia en la campaña de 2016 dijo que Sputnik era parte de “la máquina de propaganda estatal de Rusia”, que “contribuyó a la campaña de influencia al servir como plataforma para la mensajería del Kremlin al público ruso e internacional “.

Reade se ha enfrentado a preguntas sobre su pasado escribiendo alabando al presidente ruso Vladimir Putin. El jueves, Reade expresó su preocupación a Kelly por haber sido “llamada agente rusa” y dijo que había recibido una amenaza de muerte de alguien que “pensaba que estaba siendo un traidor a Estados Unidos”.

No hay evidencia que sugiera que Reade o Moran trabajaron a instancias de Rusia con respecto a la acusación de Biden.

Moran contactó a AP en nombre de Reade para quejarse y buscar cambios en una historia que detalla lo que Reade dice que recuerda haber escrito en una queja del Senado sobre Biden. Reade le dijo a AP que no alegó agresión sexual en la denuncia y que no usó explícitamente las palabras “acoso sexual”, aunque ese es el comportamiento que cree que estaba describiendo.

Moran le dijo a AP en un mensaje de texto el jueves que encontró el enfoque en su trabajo anterior “vergonzoso”. Dijo que Reade solicitó que se comunicara con la AP “sobre un asunto limitado”.

“No rechazo a los clientes que creo y que tienen causas creíbles de acción. Nunca lo haré ”, dijo.

Wigdor dijo que Reade le dijo que estaba conectada con Moran a través de Katie Halper, una locutora que primero entrevistó a Reade sobre su acusación de agresión sexual contra Biden en marzo. No está claro cómo Reade se conectó con Wigdor, quien dijo que creía que ella encontró la empresa a través del “boca a boca y nuestra reputación”.

Reade habló por primera vez sobre sus supuestas interacciones con Biden en 2019, y le dijo a los periodistas que la había tocado inapropiadamente mientras ella trabajaba en el personal de su Senado. Ella se presentó en 2020, cuando Biden se convirtió en la presunta candidata demócrata, con nuevas acusaciones de asalto.

Ella dice que inicialmente no reveló las acusaciones de asalto porque tenía miedo de la reacción violenta y todavía estaba aceptando lo que le había sucedido.