NACIONES UNIDAS (AP) – El jefe de desarme de la ONU advirtió el viernes que el crimen cibernético está en aumento, con un aumento del 600% en correos electrónicos maliciosos durante la pandemia COVID-19.

Izumi Nakamitsu dijo en una reunión informal del Consejo de Seguridad de la ONU que la crisis del coronavirus está llevando al mundo hacia una mayor innovación tecnológica y colaboración en línea. Pero dijo que “también ha habido informes preocupantes de ataques (cibernéticos) contra organizaciones de atención médica e instalaciones de investigación médica en todo el mundo”.

El alto representante de asuntos de desarme dijo que la creciente dependencia digital ha aumentado la vulnerabilidad a los ataques cibernéticos, y se estima que uno de esos ataques tiene lugar cada 39 segundos.

Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, dijo, casi 90 países todavía están en las primeras etapas de sus compromisos con la ciberseguridad.

Nakamitsu dijo que la amenaza del mal uso de la tecnología de la información y las comunicaciones “es urgente”.

Pero dijo que también hay buenas noticias, señalando un progreso global en las Naciones Unidas para abordar las amenazas de un grupo de expertos gubernamentales que desarrolló 11 normas voluntarias no vinculantes de comportamiento estatal responsable en el uso de dicha tecnología.

El primer ministro de Estonia, Juri Ratas, cuyo país ocupa la presidencia del Consejo de Seguridad y organizó la reunión del viernes, dijo que la necesidad de “un ciberespacio seguro y funcional” es más apremiante que nunca. Condenó los ataques cibernéticos contra hospitales, instalaciones de investigación médica y otras infraestructuras, especialmente durante la pandemia.

“Esos ataques son inaceptables”, dijo Ratas. “Será importante responsabilizar a los delincuentes por su comportamiento”.

Rusia no asistió a la reunión informal del consejo transmitida en línea, que fue la pieza central de la presidencia del consejo de Estonia. Las otras 14 naciones del consejo lo hicieron, junto con otras 50 naciones que hablaron.

La Misión de Rusia ante la ONU dijo en una declaración en su sitio web que no asistió porque Estonia, el Reino Unido y los Estados Unidos violaron “la práctica establecida” de que todos los miembros del consejo asisten a reuniones informales “independientemente de si aprueban o desaprueban su tema”.

Los tres países no asistieron a una reunión informal patrocinada por Rusia sobre Crimea el jueves. Los tres se oponen a la toma y anexión de Crimea por parte de Rusia desde Ucrania.

En marzo, Estados Unidos, el Reino Unido y Estonia acusaron a la inteligencia militar de Rusia de realizar ataques cibernéticos contra el gobierno y los sitios web de los medios de comunicación en Georgia, y calificaron los ataques de “un patrón continuo de … operaciones cibernéticas temerarias contra varios países” que “contradicen claramente a Rusia intenta afirmar que es un actor responsable en el ciberespacio “.

Estonia fue el blanco de un ciberataque masivo de tres semanas durante una disputa con Rusia en 2007 por la retirada de Estonia del monumento de guerra soviético del Soldado de Bronce del centro de la capital, Tallin. El ataque deshabilitó los sitios web de los ministerios del gobierno, partidos políticos, periódicos, bancos y empresas.

Desde entonces, Estonia ha construido sus ciberdefensas y se ha convertido en una de las sociedades más conectadas de Europa y pionera en el desarrollo del “gobierno electrónico”. Al ser altamente dependiente de las computadoras, también es muy vulnerable al ciberataque.

Rusia ha abordado el tema del delito cibernético en las Naciones Unidas y obtuvo la aprobación de la Asamblea General en diciembre para una resolución que comenzará el proceso de redacción de un nuevo tratado internacional para combatir el delito cibernético por las objeciones de la Unión Europea, los Estados Unidos y otros. Dijeron que socavaría la cooperación internacional para combatir el delito cibernético.

“Hemos sido testigos de una actividad cibernética maliciosa que parece diseñada para socavar los esfuerzos de los Estados Unidos y de nuestros socios internacionales para proteger, ayudar e informar al público durante esta pandemia global”, dijo la vice embajadora interina de Estados Unidos, Cherith Norman Chalet, en la reunión del viernes.

Advirtió que las acciones que obstaculizan los sistemas hospitalarios y de atención médica que realizan servicios críticos “podrían tener resultados mortales”.

La misión rusa de la ONU publicó el discurso que habría pronunciado en la reunión del consejo, que dice que “el mundo literalmente se encuentra ahora antes de elegir entre ciberguerra global o guerra cibernética”.

Rusia dijo que la pandemia de COVID-19 introdujo cambios dramáticos en la vida de las personas y demostró que la dependencia mundial de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones “ahora no tiene precedentes”.

Moscú acusó a una “minoría de élite”, cuyos miembros no identificó, de perseguir activamente “la militarización del ciberespacio al impulsar el concepto de” ataques cibernéticos militares preventivos “, incluso contra la infraestructura crítica”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.