¿El azúcar causa hiperactividad en los niños?

Afirmar:

El azúcar vuelve hiperactivos a los niños.

Clasificación:

Durante décadas en Estados Unidos, los padres han manejado la idea de que los niños que comen demasiados dulces se vuelven hiperactivos. Esta preocupación era tan resistente que seguía apareciendo en los foros para padres. Incrustada en las preguntas sobre el tema estaba la suposición de que esto era cierto. “¿Por qué los niños se vuelven muy hiperactivos cuando comen azúcar y los adultos no?” preguntó un usuario de Quora. “¿Por qué el azúcar te vuelve hiperactivo?” otro publicado.

Los orígenes del reclamo

Esta noción apareció en la cultura popular estadounidense en 1975, cuando el alergólogo Ben Feingold publicó su libro “Por qué su hijo es hiperactivo”, en el que argumentaba que “el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es causado por sabores y colorantes artificiales de los alimentos”. El libro culpaba a los aditivos, incluido el azúcar, de la hiperactividad en los niños (para lecturas adicionales de Snopes sobre aditivos, consulte esto, esto y esto).

El libro todavía disfruta de un éxito relativo. Las reseñas de Goodreads indican que todavía tiene mucha influencia entre algunos lectores. En 2014, un lector le dio al libro cinco estrellas y escribió:

La hiperactividad puede ser provocada por aditivos sintéticos (específicamente colorantes sintéticos, sabores sintéticos y los conservantes BHA, BHT (y más tarde TBHQ)) y también por un grupo de alimentos que contienen un radical salicilato natural. Esta es una respuesta inmunológica, no alérgica.

Aunque estos hallazgos salieron a la luz alrededor de 1975, los niños todavía reciben Ritalin. He visto lo que este medicamento puede hacerles a los niños y no es agradable. Me entristece pensar que tantos padres tienen demasiado miedo o son demasiado perezosos para intentar algo tan simple, económico y seguro como un cambio en la dieta. Gracias a Dios, cuando mi propio hijo era considerado hiperactivo, fui a la biblioteca y encontré este libro. No puedo recomendar este libro lo suficiente.

“Este libro inició a mi familia en un largo viaje y estoy agradecido”, comentó otro crítico de cinco estrellas.

En 1979, se publicó un libro de cocina complementario, “El libro de cocina de Feingold para niños hiperactivos”. Un sitio web dedicado al trabajo de Feingold anima a los padres a “deshacerse de los aditivos nocivos” y vende manuales y guías que les ayudan a hacer lo mismo.

¿El azúcar como principal culpable?

El punto principal que la gente parecía retener de este fenómeno popular era que el azúcar vuelve hiperactivos a los niños. Sin embargo, desde la década de 1970, las investigaciones han desacreditado la idea de que el azúcar vuelve temporalmente hiperactivos a los niños. También se ha descubierto que la causa del TDAH, un retraso en el desarrollo de la corteza prefrontal y una enfermedad que dura toda la vida, no es el exceso de azúcar.

“Las investigaciones no han respaldado la opinión popular de que el TDAH surge de la ingesta excesiva de azúcar, los aditivos alimentarios, el exceso de televisión o el mal manejo de los niños por parte de los padres”, escribió el neuropsicólogo clínico e investigador Russell Barkley, quien dedicó su carrera al estudio del TDAH. en una hoja informativa (PDF) sobre la afección.

En 1995, un equipo del Centro de Desarrollo Infantil de la Universidad de Vanderbilt realizó un “metanálisis” (una revisión de varios estudios) sobre cómo el azúcar afectaba el comportamiento y la capacidad de los niños para pensar y aprender, y concluyó que no tenía ningún efecto. “La síntesis metaanalítica de los estudios hasta la fecha encontró que el azúcar no afecta el comportamiento ni el rendimiento cognitivo de los niños”, escribieron los investigadores. “La fuerte creencia de los padres puede deberse a las expectativas y a la asociación común”.

Varios estudios posteriores han demostrado que la persistencia de esta idea errónea podría deberse a un sesgo de confirmación o a las circunstancias en las que los niños consumen azúcar. Por ejemplo, si se espera que los niños actúen de forma hiperactiva después de ingerir dulces, se podría centrarse más en estas conductas cuando lo hacen y menos cuando no lo hacen. Además, los niños tienden a comer y beber cosas azucaradas durante reuniones como cumpleaños, días festivos o fiestas, momentos en los que la presencia de otras personas, la posibilidad de jugar enérgicamente o el intercambio de regalos pueden aumentar la emoción.

“La teoría de los aditivos alimentarios fue efectivamente refutada por ensayos aleatorios, doble ciego, de dietas de eliminación, pero la firme creencia en el ‘alto’ o ‘subidón’ de azúcar ha persistido frente a la evidencia uniformemente negativa de muchos ensayos aleatorios de diseño similar, ” escribió Michael S. Kramer, profesor de los Departamentos de Pediatría y de Epidemiología y Bioestadística de la Facultad de Medicina de la Universidad McGill, en diciembre de 2023.

Problemas de azúcar

Aun así, aunque los azúcares deben formar parte de una dieta equilibrada, el consumo excesivo de azúcar causa problemas. Una dieta rica en azúcar puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2, por ejemplo. En 2017, un estudio de más de 23.000 personas del Reino Unido demostró que el consumo elevado de azúcar se asocia, a largo plazo, con trastornos del estado de ánimo en los hombres, y que reducir el azúcar en la dieta podría actuar como una forma de prevenir la depresión.

El consumo elevado de azúcar también puede afectar a quienes padecen hipoglucemia reactiva, una afección más comúnmente conocida como “caída del azúcar”. Si bien es más común entre personas con diabetes, a veces les ocurre a quienes no tienen diabetes (incluidos los niños), unas horas después de una comida. Además de los síntomas físicos como temblores, mareos o sudoración, un bajón de azúcar puede provocar ansiedad e irritabilidad. Los expertos han descubierto que predice diabetes, especialmente si ocurre cuatro horas o más después de las comidas. Para controlarlo, los médicos recomiendan reducir el consumo de azúcar, comer en intervalos más cortos y hacer ejercicio con regularidad.

Fuentes

Niño capaz. ‘El libro de cocina de Feingold para niños hiperactivos’. niño capaz17 de febrero de 2022, https://www.ablechild.org/2022/02/17/the-feingold-cookbook-for-hyperactive-children/.

Altuntaş, Yüksel. “Hipoglucemia reactiva posprandial”. Şişli Etfal Hastanesi Tıp Bülteni, vol. 53, núm. 3, agosto de 2019, págs. 215-20. PubMed Centralhttps://doi.org/10.14744/SEMB.2019.59455.

Barkley, Russell. Hoja informativa sobre el TDAH. https://www.russellbarkley.org/factsheets/adhd-facts.pdf.

‘Efectos del consumo de azúcar en el comportamiento y el rendimiento humanos’. El registro psicológico, vol. 63, 2013, págs. 1 a 12, https://www.researchgate.net/publication/257308874_Effects_of_Sugar_Consumption_on_Human_Behavior_and_Performance.

FAUS – Tienda. https://www.feingold.org/store. Consultado el 1 de abril de 2024.

Hofeldt, FD ‘Hipoglucemia reactiva’. Clínicas de Endocrinología y Metabolismo de América del Norte, vol. 18, núm. 1, marzo de 1989, págs. 185-201.

‘Cómo tratar la hipoglucemia reactiva’. Clínica Cleveland, https://health.clevelandclinic.org/how-to-treat-reactive-hypoglucemia. Consultado el 1 de abril de 2024.

Knüppel, Anika y col. ‘Ingesta de azúcar procedente de alimentos y bebidas dulces, trastorno mental común y depresión: hallazgos prospectivos del estudio Whitehall II’. Informes Científicos, vol. 7, julio de 2017, pág. 6287. PubMed Centralhttps://doi.org/10.1038/s41598-017-05649-7.

Kramer, Michael S. “El “bombo” sobre el azúcar y el comportamiento de los niños”. Lo creas o no: la historia, la cultura y la ciencia detrás de las creencias y prácticas de saludeditado por Michael S. Kramer, Springer Nature Suiza, 2023, págs. Enlace Springerhttps://doi.org/10.1007/978-3-031-46022-7_15.

‘¿Qué causa la diabetes tipo 2?’ Diabetes Reino Unido, https://www.diabetes.org.uk/diabetes-the-basics/types-of-diabetes/type-2/causes. Consultado el 1 de abril de 2024.

‘Por qué su hijo es hiperactivo por Ben Feingold: 9780394734262 | PenguinRandomHouse.Com: Libros’. PenguinRandomhouse.Com, https://www.penguinrandomhouse.com/books/48651/why-your-child-is-hyperactive-by-ben-f-feingold-md/. Consultado el 1 de abril de 2024.

Wolraich, Mark L., et al. ‘El efecto del azúcar sobre el comportamiento o la cognición en los niños: un metaanálisis’. JAMA, vol. 274, núm. 20, noviembre de 1995, págs. 1617-21. Silla plateadahttps://doi.org/10.1001/jama.1995.03530200053037.