En 1939, George Dantzig llegó tarde a su clase de estadística. En el pizarrón había dos famosos problemas “no resueltos” en estadística escritos como ejemplo por su profesor. Dantzig confundió los ejemplos de tareas. Solucionó los problemas “no resueltos” y presentó la tarea a su profesor unos días después. Sus soluciones le valieron un doctorado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.