Explosión de auto mata a hija de ruso conocido como ‘cerebro de Putin’

MOSCÚ (AP) — La hija de un influyente teórico político ruso a menudo conocido como el “cerebro de Putin” murió en un atentado con coche bomba en las afueras de Moscú, dijeron las autoridades el domingo.

La rama de Moscú del Comité de Investigación de Rusia dijo que la información preliminar indicaba que la comentarista de televisión de 29 años Daria Dugina murió el sábado por la noche por un explosivo colocado en la camioneta que conducía.

No hubo ninguna atribución de responsabilidad inmediata. Pero el derramamiento de sangre generó sospechas de que el objetivo previsto era su padre, Alexander Dugin, un filósofo y escritor nacionalista.

Dugin es un destacado defensor del concepto de “mundo ruso”, una ideología espiritual y política que enfatiza los valores tradicionales, la restauración del poder de Rusia y la unidad de todos los rusos étnicos en todo el mundo. También es un partidario vehemente de la decisión del presidente ruso, Vladimir Putin, de enviar tropas a Ucrania.

La explosión tuvo lugar cuando su hija regresaba de un festival cultural al que había asistido con él. Los informes de los medios rusos citaron a testigos que dijeron que el SUV pertenecía a Dugin y que había decidido en el último minuto viajar en otro vehículo.

Es probable que el atentado con coche bomba, inusual en Moscú, agrave las tensiones entre Rusia y Ucrania.

Denis Pushilin, presidente de la separatista República Popular de Donetsk, la región pro-Moscú que es un foco de los combates de Rusia en Ucrania, culpó de la explosión a “terroristas del régimen ucraniano, que intentaban matar a Alexander Dugin”.

Mykhailo Podolyak, asesor del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy, negó la participación de Ucrania y dijo: “No somos un estado criminal, a diferencia de Rusia, y definitivamente no somos un estado terrorista”.

El analista político Abbas Gallyamov, ex redactor de discursos de Putin, calificó el ataque como “un acto de intimidación” dirigido a los leales al Kremlin.

Para ellos, dijo, “este es un acto simbólico, que demuestra que las hostilidades se han transferido con confianza al territorio de Rusia, lo que significa que ya no es una guerra abstracta que ves en la televisión”, dijo. “Esto ya está sucediendo en Rusia. No solo Crimea está siendo bombardeada, sino que ya se están llevando a cabo ataques terroristas en la región de Moscú”.

Si bien los vínculos exactos de Dugin con Putin no están claros, el Kremlin frecuentemente se hace eco de la retórica de sus escritos y apariciones en la televisión estatal rusa. Ayudó a popularizar el concepto de “Novorossiya” o “Nueva Rusia” que Rusia usó para justificar la anexión de la Península de Crimea en Ucrania en 2014 y su apoyo a los rebeldes separatistas en el este de Ucrania.

Promociona a Rusia como un país de piedad, valores tradicionales y liderazgo autoritario, y desdeña los valores liberales occidentales.

Su hija expresó puntos de vista similares y apareció como comentarista en el canal de televisión nacionalista Tsargrad, donde Dugin se desempeñó como editor en jefe.

La propia Dugina fue sancionada por Estados Unidos en marzo por su trabajo como editora en jefe de United World International, un sitio web que Estados Unidos describió como una fuente de desinformación. El anuncio de sanciones citaba un artículo de United World de este año que afirmaba que Ucrania “perecería” si fuera admitida en la OTAN.

Dugina, “al igual que su padre, siempre ha estado al frente de la confrontación con Occidente”, dijo Tsargrad el domingo.

Published by

Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.