Identificar los resultados ‘correctos’ en un motor de búsqueda

Aprender a usar un motor de búsqueda y comprender cómo funciona es una habilidad esencial para todo verificador de datos⁠ y para casi todo el mundo. Por lo tanto, cuando busque información confiable en línea, debe estar atento.

Los motores de búsqueda a menudo se financian con publicidad en línea, y los anunciantes pagan para que su contenido aparezca junto a los principales resultados de búsqueda. Google lanzó recientemente, y luego retrocedió, varios cambios de diseño que afectaron la capacidad de los lectores para discernir entre anuncios y resultados de búsqueda orgánicos.

Por ejemplo, tome una búsqueda común que podría realizar: declaración de impuestos gratuita.

Al buscar “presentación gratuita de impuestos sobre la renta” en los Estados Unidos, los consumidores se enfrentan a numerosos anuncios pagados y resultados orgánicos de ofertas comerciales antes de ver la opción “Free File” del Servicio de Impuestos Internos (IRS), una opción gratuita proporcionada por el Gobierno federal.

El reportero de ProPublica Justin Elliot demostró en Twitter que la opción del IRS estaba “en el puesto 8 después de un montón de anuncios engañosos” en sus resultados de búsqueda de Google para “declaración de impuestos gratuita”.

En la captura de pantalla anterior, los primeros cuatro resultados son anuncios, pagados por las empresas para que su información aparezca en sus resultados de búsqueda, y el resto se considera resultados orgánicos.

La opción de archivo gratuito del gobierno aparece como el octavo resultado general y el cuarto resultado orgánico; el resto de los resultados están impulsando las ofertas comerciales. Si está buscando en su teléfono, es posible que tenga que desplazarse antes de llegar a la opción del gobierno, y esa opción comercial “gratuita” podría no ser tan “gratuita” como esperaba.

Aprendimos de los informes ProPublica de Elliot en 2019 que los servicios comerciales como TurboTax escondió sus propias ofertas de “archivo gratuito” de aparecer en los resultados de búsqueda de Google, enviando a los consumidores por un camino hacia sus productos pagos. La empresa detrás de estos servicios detuvo la práctica después de que salió a la luz, pero iluminó otra comprensión importante sobre los motores de búsqueda: el resultado que realmente necesita puede que no aparezca en los resultados de búsqueda en absoluto.

Ver también:
4 consejos rápidos para evitar la desinformación en una pandemia