Juez: Trump debe pagar 110.000 dólares y cumplir las condiciones para acabar con el desacato

NUEVA YORK (AP) — Un juez de Nueva York dijo el miércoles que levantará su desacato a la orden judicial emitida contra Donald Trump si el expresidente cumple con ciertas condiciones, incluido el pago de $110,000 en multas acumuladas por demorar en responder a una citación emitida por el fiscal general del estado.

El juez Arthur Engoron dijo que levantará condicionalmente el fallo de desacato de Trump si, para el 20 de mayo, Trump presenta documentos adicionales que detallen los esfuerzos para buscar los registros citados y explique sus políticas de retención de documentos y las de su compañía. El juez también requiere que una empresa contratada por Trump para ayudar en la búsqueda complete su trabajo.

Engoron declaró a Trump en desacato el 25 de abril y lo multó con $10,000 por día por no cumplir con una citación para documentos emitida por la fiscal general de Nueva York, Letitia James.

James, una demócrata, dice que sus investigadores han descubierto evidencia de que la compañía de Trump distorsionó el valor de activos como rascacielos y campos de golf en los estados financieros durante más de una década.

Trump ha negado las acusaciones y calificó la investigación de James como “racista” y una “cacería de brujas”. James es negro.

El total que Engoron le ordenó pagar a Trump es el monto de las multas acumuladas hasta el viernes pasado, cuando los abogados de Trump presentaron 66 páginas de documentos judiciales que detallan los esfuerzos de él y sus abogados para localizar los registros citados. Engoron podría restablecer la multa si no se cumplen las condiciones que planteó el miércoles.

También el miércoles, una corte estatal de apelaciones escuchará los argumentos orales en la apelación de Trump en otro asunto de citación: el fallo de Engoron del 17 de febrero que le exige responder preguntas bajo juramento en la investigación de James.

Se dejó un mensaje en busca de comentarios con el abogado de Trump.

James le pidió a Engoron que declarara a Trump en desacato al tribunal después de que no presentó ningún documento para cumplir con la fecha límite del 31 de marzo para cumplir con los términos de la citación.

La oficina de James buscó numerosos documentos, incluido el papeleo y las comunicaciones relacionadas con los estados financieros de Trump, el financiamiento y la deuda de un proyecto hotelero en Chicago y los planes de desarrollo para su Seven Springs Estate al norte de la ciudad de Nueva York, e incluso comunicaciones con la revista Forbes, donde buscó pulir su imagen de rico hombre de negocios.

La abogada de Trump, Alina Habba, dijo en la presentación del 6 de mayo que las respuestas a la citación estaban completas y correctas y que no se retuvo ningún documento o información relevante.

Habba realizó búsquedas en las oficinas y habitaciones privadas de Trump en su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, y su residencia en Mar-a-Lago, Florida, según el expediente, pero no encontró ningún documento relevante que no haya sido ya producido. La presentación también detalló búsquedas en otros lugares, incluidos archivadores y áreas de almacenamiento en las oficinas de la Organización Trump en Nueva York.

En una declaración jurada separada incluida con la presentación, Trump afirmó que no hay ningún documento relevante que aún no se haya presentado.

Agregó que posee dos teléfonos celulares: un iPhone para uso personal que envió en marzo para que lo revisaran como parte de la citación, y luego lo volvió a enviar en mayo; además de un segundo teléfono que recibió recientemente y que solo se usa para publicar en Truth Social, la red social que comenzó después de su prohibición de Twitter, Facebook y otras plataformas.

Los criterios de Engoron para levantar el fallo de desacato coincidieron en gran medida con las condiciones que la oficina de James describió en su respuesta el lunes a la larga presentación de la semana pasada en la que Trump y su equipo legal dijeron que habían agotado los esfuerzos para encontrar los registros citados.

Esas condiciones buscadas por la oficina de James eran: que Trump presentara otra declaración jurada que detallara sus políticas de retención y destrucción de documentos y dispositivos electrónicos, tanto las suyas como las de su empresa; y permitir que la firma externa contratada por Trump, HaystackID, termine de revisar 17 cajas guardadas en una instalación de almacenamiento externa, y que esa compañía emita un informe sobre sus hallazgos y entregue cualquier documento relevante.

Published by

Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.