La “técnica de cofferdam” se utiliza para construir los cimientos de un puente. En este método, se construye una pared que encierra un área dentro del agua y se bombea agua continuamente desde el área. Después de eso, la base del puente (los pilares) se construye dentro del ataúd. Los puentes construidos con esta técnica son fuertes y transportan cargas pesadas.

By Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.