Los fabricantes de automóviles de Detroit cerrarán las fábricas


Detroit (AP) – Los tres fabricantes de automóviles de Detroit acordaron cerrar todas sus fábricas debido a los temores de los trabajadores sobre el coronavirus, dijeron el miércoles dos personas informadas sobre el asunto.

Se espera que los fabricantes de automóviles divulguen detalles del cierre más adelante en el día. El sindicato United Auto Workers ha estado presionando para que cierren las fábricas porque los trabajadores temen entrar en contacto con el virus.

Las personas no querían ser identificadas porque los cierres no se han anunciado formalmente.

La decisión revoca un acuerdo elaborado el martes por la noche en el que los fabricantes de automóviles cancelarían algunos turnos para poder limpiar a fondo equipos y edificios, pero mantener abiertas las fábricas. Pero los trabajadores, especialmente en algunas fábricas de Fiat Chrysler, todavía tenían miedo y estaban presionando al sindicato para que buscara cierres completos.

Fiat Chrysler cerró temporalmente una fábrica en Sterling Heights, Michigan, al norte de Detroit, después de que los trabajadores estuvieran preocupados por el virus. La compañía dijo que un trabajador de la planta dio positivo por el coronavirus pero que no había estado trabajando en más de una semana. Un turno fue enviado a casa el martes por la noche y la planta fue limpiada. Pero eso aparentemente no satisfizo a los trabajadores, y el miércoles se cancelaron dos turnos más.

Según un acuerdo alcanzado con el sindicato, las compañías monitorearán la situación semanalmente para decidir si las plantas pueden reabrir, dijo una de las personas.

Honda Motor Co. anunció el miércoles que cerrará temporalmente sus fábricas norteamericanas durante aproximadamente una semana a partir del lunes.

La medida de General Motors, Fiat Chrysler y Ford detendrá a unos 150,000 trabajadores automotrices. Probablemente recibirán un pago suplementario además de los beneficios estatales de desempleo. Los dos cheques combinados serán casi iguales a lo que los trabajadores hacen normalmente.

Los fabricantes de automóviles se han resistido a cerrar fábricas en gran medida porque registran ingresos cuando los vehículos se envían desde las fábricas a los concesionarios. Entonces, sin producción, los ingresos se agotan. Cada compañía tiene otras razones para permanecer abierta también. Ford, por ejemplo, está creando un inventario de camionetas F-150 porque sus plantas tendrán que salir de servicio más adelante este año para ser reestructuradas para un modelo completamente nuevo.