Niña británica llora tras ser multada por vender limonada

LONDRES (AP) — Un hombre británico y su pequeña hija ganaron atención internacional por haber sido multados por vender limonada.

Andre Spicer dijo que su hija de 5 años se quedó llorando después de que los funcionarios del consejo local la multaron con 150 libras (195 dólares) por vender limonada sin licencia cerca de su casa en Londres.

La niña vendía limonada casera a los fanáticos que asistían al festival de baile Lovebox cuando fue multada.

Los cuatro oficiales se acercaron a la niña y comenzaron a hablar en términos legales técnicos, diciéndole que su puesto de limonada infringía los derechos comerciales locales.

A la mitad de la interacción con los oficiales, Spicer dijo que su hija se echó a llorar y dijo: “He hecho algo malo, papá. He hecho algo mal.

“Creo que inicialmente estaba un poco sorprendida y triste”, dijo Spicer. “Y luego sugerí que intentáramos de nuevo con un permiso. Y ella dijo: ‘Oh, da un poco de miedo’”.

Él espera que su hija supere la experiencia “desgarradora” y continúe persiguiendo ideas empresariales.

Spicer escribió un artículo sobre el incidente para el Daily Telegraph que obtuvo cientos de comentarios y compartidos en línea.

Los funcionarios locales dijeron que la multa se cancelará de inmediato. Se han disculpado con la familia.

En un comunicado el viernes, el consejo dijo que estaba “muy arrepentido” por lo sucedido y que se espera que sus agentes del orden “demuestren sentido común y usen sus poderes con sensatez”. Esto claramente no sucedió”.

Published by

Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.