Noah Woods, un niño de Georgia de cinco años, se despertó con llamas en el dormitorio. Saltó de la cama, agarró a su hermana de dos años y salió de la casa por una ventana abierta. Luego volvió a buscar al perro de la familia y lo puso a salvo. Será reconocido como un bombero honorario del condado de Bartow y se le entregará un premio para salvar vidas.

By Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.