Propietario de una granja alemana ahorra dinero en combustible con un carruaje tirado por caballos

SCHUPBACH, Alemania (AP) — El viaje de Stephanie Kirchner al trabajo se ha vuelto más largo pero, dice, más barato: dejó su camioneta en casa y cambió a caballos de fuerza reales.

La propietaria de una yeguada y entrenadora de caballos, Kirchner, de 33 años, dice que decidió que “esto no puede seguir así” después de que los precios del combustible se dispararon tras la invasión rusa de Ucrania. “Dado que también sospeché que la cosecha de heno y todo lo demás se volvería mucho, mucho más caro, dijimos, ‘tenemos que ahorrar un poco de dinero’”, dice ella.

Así que ha cambiado a viajar los aproximadamente 6 kilómetros (3 1/2 millas) desde su casa en el oeste de Alemania en un carruaje tirado por caballos. Eso convierte un viaje de ida de 10-15 minutos a tanto como una hora.

Pero Kirchner calcula que, dado el consumo de combustible de su todoterreno Toyota, se ahorra unos 250 euros (264 dólares) al mes si puede utilizar caballos de fuerza todos los días.

Su carruaje, tirado por dos caballos, es popular entre los niños y algunos otros. Pero “por supuesto, la humanidad está agitada y algunas personas se molestan si no pueden pasarme lo suficientemente rápido”, dice Kircher.

Ella reconoce que su respuesta al aumento de los precios del combustible no es para todos.

“No puedo poner un caballo en un estacionamiento”, dice ella. “Creo que muchos más jinetes lo harían si se crearan oportunidades para los caballos”.

Published by

Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.