Soldado ruso se declara culpable en juicio por crímenes de guerra en Ucrania

KIEV, Ucrania (AP) — Un soldado ruso de 21 años que enfrenta el primer juicio por crímenes de guerra desde que Moscú invadió Ucrania se declaró culpable el miércoles de matar a un civil desarmado.

sargento Vadim Shishimarin podría ser condenado a cadena perpetua por dispararle a un hombre ucraniano de 62 años en la cabeza a través de la ventana abierta de un automóvil en la región nororiental de Sumy el 28 de febrero, cuatro días después de la invasión.

Shishimarin, un miembro capturado de una unidad de tanques rusa, fue procesado en virtud de una sección del código penal ucraniano que aborda las leyes y costumbres de la guerra.

La fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, dijo anteriormente que su oficina estaba preparando casos de crímenes de guerra contra 41 soldados rusos por delitos que incluían bombardear infraestructura civil, matar civiles, violar y saquear.

No quedó claro de inmediato cuántos de los sospechosos están en manos ucranianas y cuántos serían juzgados en ausencia.

Como caso inaugural de crímenes de guerra en Ucrania, el enjuiciamiento de Shishimarin estaba siendo observado de cerca. Los investigadores han estado reuniendo evidencia de posibles crímenes de guerra para presentar ante la Corte Penal Internacional en La Haya.

La oficina de Venediktova ha dicho que está investigando más de 10.700 posibles crímenes de guerra que involucran a más de 600 sospechosos, incluidos soldados rusos y funcionarios del gobierno.

Con la ayuda de expertos extranjeros, los fiscales están investigando denuncias de que las tropas rusas violaron el derecho ucraniano e internacional al matar, torturar y abusar posiblemente de miles de civiles ucranianos.

El juicio de Shishimarin comenzó el viernes, cuando hizo una breve comparecencia ante el tribunal mientras los abogados y los jueces discutían asuntos procesales. Las autoridades ucranianas publicaron algunos detalles en las redes sociales la semana pasada sobre su investigación en su caso.

Shishimarin estaba entre un grupo de tropas rusas que huyeron de las fuerzas ucranianas el 28 de febrero, según la cuenta de Facebook de Venediktova. Los rusos supuestamente dispararon contra un automóvil privado y se apoderaron del vehículo, luego se dirigieron a Chupakhivka, un pueblo a unas 200 millas al este de Kiev.

En el camino, alegó el fiscal general, los soldados rusos vieron a un hombre caminando por la acera y hablando por teléfono. A Shyshimarin se le ordenó matar al hombre para que no pudiera denunciarlo a las autoridades militares ucranianas. Venediktova no identificó quién dio la orden.

Shyshimarin disparó su rifle Kalashnikov a través de la ventana abierta y golpeó a la víctima en la cabeza, escribió Venediktova.

“El hombre murió en el lugar a solo unas decenas de metros de su casa”, dijo.

El Servicio de Seguridad de Ucrania, conocido como SBU, publicó un breve video el 4 de mayo de Shyshimarin hablando frente a la cámara y describiendo brevemente cómo le disparó al hombre. La SBU describió el video como “una de las primeras confesiones de los invasores enemigos”.

“Me ordenaron disparar”, dijo Shyshimarin. “Le disparé una (ronda). Él cae. Y seguimos adelante”.

Se cree que Rusia está preparando juicios por crímenes de guerra para los soldados ucranianos.

Published by

Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.