En una zona urbana de Florida, Estados Unidos, alertaron a las autoridades de la presencia de un oso, protección animal llegó y le disparó un dardo tranquilizante, sin embargo este enorme animal huyó hacia el mar, donde se estaba ahogando pues el tranquilizante estaba haciendo efecto.

Un valiente hombre no lo pensó y se lanzó al rescate del animal, a pesar de que este pesaba cerca de 200 kilos, lo tomó del cuello para mantenerlo a flote y nadó con el 25 metros hasta ponerlo a salvo, con ayuda de maquinaria transportaron al oso a una reserva. ¿Tu harías algo así?

 

By Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.