Estas increíbles obras de arte solo pueden apreciarse si se miran con un espejo cilíndrico. Aunque la técnica fue creada a finales del Renacimiento (siglo 16), artistas como Jonty y István Orosz lo han vuelto a hacer popular. Hemos empezado a ver más y más de este tipo de arte, así que pensamos que es hora de mirar a algunos de los mejores ejemplos.

Lo interesante de estas piezas anamórficas es que la mayoría de ellas no parecen gran cosa sin un cilindro espejo. Algunas de ellos están tan distorsionadas que sólo se puede adivinar lo que la imagen reflejada revelará. Es probable que incluso se pudiera utilizar esta técnica para mandarle un mensaje secreto a algún compañero.

Hurwitz dice que él crea su arte mediante el escaneo de un objeto tridimensional y luego usando un software especial para llegar a nuevas formas físicas, pero cada artista tiene su propia técnica. ¡Prepárate para ser sorprendido!

 

By Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.