Obie es un perro salchicha que llegó a pesar la impresionante cantidad de 35 kilos.

Sus dueños eran una pareja de ancianos que al no poder darle el estilo de vida activo que necesitaba, lo contentaban preparándole todo tipo de delicias.

Obie fue dado en adopción y sus nuevos dueños rápidamente lo pusieron a un estricto régimen.

Por suerte su nueva dueña es técnica veterinaria, por lo que creó un plan alimenticio riguroso combinado con ejercicio diario.

El plan dio resultado, Obie perdió rápidamente 12 kilos. En total bajó un tercio del peso que tenía antes, impresionante.

Ahora disfruta de su nueva y feliz vida.

By Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.