Un profesor chino se pasó las últimas dos décadas sin probar una gota de agua, sólo ingiere refrescos azucarados. Debido a esta adicción, sufre graves problemas renales
“Refrescos, batidos… bebo más de cinco botellas al día. En verano puedo beber hasta diez botellas. Desde hace 20 años no bebo agua”, relató Shen, de 48 años, en declaraciones al diario China Daily.

Sin embargo, lejos de cambiar su estilo de vida, sigue consumiendo estas bebidas. Hace algunos meses le extirparon una piedra del riñón de cuatro centímetros.

Producto de esta adicción fue diagnosticado con “uremia y autointoxicación del organismo asociada a disfunción renal”, señala el sitio RT.Actualidad.

Ante este caso, médicos chinos advirtieron que los refrescos pueden destruir el equilibrio del PH del cuerpo, y no son buenos sustitutos del agua, gran arma para eliminar toxinas.

By Ignacio

Ignacio Pereti es un reconocido periodista y escritor en proceso de aprendizaje continuo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.